Series

 Aún recuerdo horas y horas delante del objetivo de mi padre, también recuerdo a mis hermanos, agotados, sujetando un reflector de luz casero... Era una niña y me cansé pronto de todo eso. Hoy daría cualquier cosa por revivir aquellos tiempos. Crecí, sin saber lo que aprendía. Un día mi padre dejó caer en mis manos su cámara y por el visor experimenté sensaciones increíbles fotografiando, con el tiempo me enseñó a revelar y a pasar horas en el laboratorio...  Aprendí a disfrutar mirando.

Hoy siento la fotografía, observo qué ocurre a mi alrededor y entro en otro escenario.